¿Cómo invertir en el segundo semestre?

De acuerdo con las proyecciones oficiales, este nuevo semestre promete un horizonte de crecimiento económico hacia fines de diciembre y una baja sustancial en la inflación. Durante los primeros meses la volatilidad en el tipo de cambio, el notable aumento en el costo de vida y la resolución de conflictos internacionales colmaron la agenda económica de nuestro país. Veremos cuáles fueron las mejores inversiones del primer semestre y daremos recomendación para invertir en esta nueva etapa de Argentina.

Análisis financiero del primer semestre
La herencia recibida por la nueva gestión contempló la resolución de conflictos extraordinarios. La salida del cepo cambiario, el necesario acuerdo con los holdouts o la finalización del conflicto de los contratos vendidos por el Banco Central (BCRA) de dólar futuro capitalizaron la atención financiera de estos primeros seis meses. Debemos recordar que Argentina realizó una de las emisiones más importantes de su historia para resolver un conflicto que generaba un costo financiero del 9% anual en dólares, además de terminar de pagar en los últimos días el costo financiero de más de 53 mil millones de pesos por los futuros y aun así mantener las reservas en el orden de 31 mil millones de dólares. Por ello, la volatilidad cambiaria estuvo presente en estos meses y la costumbre de invertir en dólares resultó no ser la mejor inversión. Los primeros días de enero, el dólar cotizaba a 13,50 pesos, mientras que el último día hábil de junio, la divisa americana se comercializaba en el orden de los 15,20 pesos. Es decir, la rentabilidad de estar capitalizado en dólares fue de 12% en pesos.

Por otro lado, las letras del Banco Central fueron las protagonistas debido a que tuvieron rendimientos mayores al 3% mensual en pesos, con un tipo de cambio estabilizado que fluctuó los 14-15 pesos durante varios meses. Es decir, aquellos inversores conservadores que invirtieron en letras cortas a 35 días fueron quienes obtuvieron los mejores resultados financieros, dado que permanecieron cubiertos hasta un tipo de cambio en el orden de 15,85 pesos.

Opciones de inversión para el segundo semestre
Invertir con base en fundamentos del pasado puede ser un grave error a la hora de redefinir las inversiones. Por ello, a pesar de que las altas tasas en pesos resultaron ser una mejor inversión que el dólar, veremos los nuevos fundamentos económicos para definir nuevas inversiones.

¿Por qué invertir en pesos?
-Títulos públicos no sólo nacionales sino provinciales que ofrecen altas tasas en pesos.
-Mayor flujo de ingreso de divisas por la nueva amnistía fiscal.
-Posible aumento de inversión extranjera directa (IED) por parte de los países desarrollados del mundo con base en las políticas macroeconómicas tomadas durante el primer semestre.
-Baja sustancial en la inflación contemplada en un programa del Banco Central de target inflacionario.

¿Por qué invertir en dólares?
-Atraso cambiario que retrasa la recuperación económica.
-Bonos en dólares siguen siendo atractivos en comparación con los rendimientos de títulos soberanos de países desarrollados y en vías de desarrollo.
-Horizonte de baja de tasas alineado con expectativas de baja en la inflación.
-Posible suba de tasas por parte de la FED que fortalecerá la divisa americana.
-Fragilidad en los fundamentos económicos mundiales: Brexit no es el único potencial problema económico que puede afrontar el mundo.
-Posible salida de Grecia de la Unión Europea, potencial nueva recesión de Japón y evolución del índice de crecimiento de China.

Con base en estos fundamentos, nuestra recomendación es diversificar las inversiones, mantener posiciones en títulos cortos en pesos con altas tasas de rentabilidad y tomar posición en la curva media-larga de bonos dolarizados, frente a posibles conflictos internacionales que puedan generar volatilidad cambiaria en los próximos meses.